El lugar donde los libros enseñan las historias que llevan entre sus líneas

No soy un monstruo

Cuando un niño desaparece, el horror inunda el país entero y a veces incluso da la vuelta al mundo. La noticia golpea muy fuerte en sus más cercanos y al final todos acaban incluidos hasta que aparece. Carme Chaparro ha reflejado este infierno en su libro “No soy un monstruo”.

Sinopsis

Si hay algo peor que una pesadilla es que esa pesadilla se repita. Y entre nuestros peores sueños, los de todos, pocos producen más angustia que un niño desaparezca sin dejar rastro. Eso es precisamente lo que ocurre al principio de esta novela: en un centro comercial, en medio del bullicio de una tarde de compras, un depredador acecha, eligiendo la presa que está a punto de arrebatar.

Opinión

Para una madre, su hijo es su vida, su tesoro. Aunque a veces sienta deseos de abandonarlo en alguna esquina para respirar aliviada cinco segundos, no es algo que podría planteárselo porque un pedazo de ella sería arrastrado por el lodo. Por desgracia todos los años vemos en los medios noticias como esta, que es el tema principal de “No soy un monstruo”, Premio Primavera 2017 y ópera prima de Carme Chaparro.

Esta vez, la desaparición de un niño en un centro comercial se cuenta desde la perspectiva de dos mujeres relacionadas entre sí, Inés y Ana. El mundo de la comunicación, que tanto desprecia la policía en los casos de desapariciones y asesinatos, aparece representado por Inés, una periodista de televisión que busca desesperadamente una historia para plasmar en un libro. Después del éxito de su primera novela no se le ha vuelto a ocurrir un buen tema que contar, pero tendrá que centrarse en su trabajo cuando deba ser la corresponsal que sigue el caso de moda, ya que ella vivió un tema muy parecido hace algunos años: el de Nicolás y Slenderman.

Por otro lado, Ana es la oficial de la policía responsable de devolver al desaparecido con sus padres y tiene muchos frentes abiertos que no dejan realizar su trabajo con normalidad, entre ellos la constante actualización de los medios de comunicación y el recuerdo del terrible antiguo caso de Nicolás.

La autora nos enseña un hilo al comienzo del libro del que debemos tirar poco a poco para llegar a la madeja final, sabe muy bien dosificar la información para no aburrir al lector o para despejar demasiado pronto la trama. Carme Chaparro juega con un as en la manga, conoce los entresijos de la televisión y se siente la facilidad con la que habla del tema. No, que sea una presentadora famosa no significa que el prejuicio se cumpla y su obra no valga para nada, al contrario. El estilo cambia según hable un personaje un otro y se ajusta a su carácter y a lo que están viviendo en ese momento. Y el final es maravilloso, ese capítulo final que da nombre al libro y que explica por qué quien ha hecho lo que ha hecho tenía un motivo.

“No soy un monstruo”es un thriller que engancha desde la primera línea y que saca a relucir los sentimientos más oscuros de una persona

Las personas necesitábamos cada día nuestro chute de desgracias ajenas. Somos adictos al dolor de los demás

Share it!:

próximo Publicación

Atrás Publicación

Dejar una contestacion

© 2018 La voz a ti cedida

Tema de Anders Norén