El lugar donde los libros enseñan las historias que llevan entre sus líneas

Fariña

El marisco, los paisajes y hasta la lluvia constante que ensombrece las tierras gallegas estaban siempre en boca de aquellos que no residían en la zona. Y siempre se olvidaban de lo más característico: la droga. Nacho Carretero recorre los caminos del narcotráfico gallego en “Fariña”.

Sinopsis

Coca, farlopa, perico, merca, Fariña. Nunca Galicia comercializó un producto con tanto éxito. Aunque ahora parezca una pesadilla lejana, en los años 90 el 80 por ciento de la cocaína desembarcaba en Europa por las costas gallegas. A través de testimonios directos de capos, pilotos de planeadoras, arrepentidos, jueces, policías, periodistas y madres de toxicómanos, Nacho Carretero retrata con minuciosidad este paisaje criminal. Fariña incluye, además, un repaso inédito por los clanes que siguen operando hoy en día.

Opinión

Cuando la lluvia se esconde, el verdor de los montes se mezcla con las olas cristalinas del mar que baña las costas de Galicia. El olor salino es bienvenido por todos, incluso por los turistas que se acercan a las playas a admirar el paisaje. Hasta que ven algo raro entre las curvas marinas. Algo cuadrado, compacto. Un fardo. Y aunque los extranjeros se miren extrañados, los locales no se asustan porque es el pan de cada día. Los primero tampoco saben que entre los que se asoman a mirar por encima de las barandillas es seguro que se esconde alguien que ha ayudado de alguna manera a que la “fariña” llegase a su destino. Así era el narcotráfico en Galicia y sigue siéndolo, pero con más discreción.

Este es el caso de un libro que encierra un trabajo de investigación fascinante, pero rodeado a su vez de una historia difícil de creer: la de su secuestro. El ex alcalde de O Grove mandó censurar la obra del periodista Nacho Carretero por aparecer en él y vulnerar su derecho al honor. Tras un año de secuestro en el que su precio aumentó hasta los 200 euros, salió a la luz la serie de Ramón Campos (“Las chicas del cable”, “Velvet”) sobre el libro. Si la información no llegaba mediante las palabras, llegaría a través de las imágenes. Actualmente vuelve a estar en el mercado por la desestimación del recurso por parte del juez. Una historia rocambolesca que sólo ha hecho crecer una fama merecida y muy necesaria, especialmente para la sociedad gallega.

Para entender un fenómeno siempre es necesario rastrear las raíces. Nacho Carretero comienza hablando del contrabando con Portugal como forma de vida en las Rías Baixas y la normalidad con la que la veían los habitantes de la zona. De ahí saltaron al tabaco y más adelante al narcotráfico, con los colombianos como compañeros y proveedores del otro lado del Atlántico.

En otro capítulo se habla de los principales traficantes, donde se relata el recorrido de famosos como Sito Miñanco, Laureano Oubiña o el clan de “Los Charlines”, todos ellos personalidades que no tenían nada que desmerecer a las mafias sicilianas, incluso en algún caso hubo colaboración entre los clanes gallegos y los italianos. En los años 80 y 90, el narcotráfico era considerado por la sociedad como una actividad más y a veces gozaba de la admiración de sus vecinos, que veían en él una forma rápida de enriquecerse. Más adelante, en otro capítulo, el autor habla con la asociación de madres de hijos que terminaron siendo toxicómanos o murieron por sobredosis, también algunos están enterrados por enredarse demasiado con los clanes.

El libro de Nacho Carretero es la historia pura y dura del narcotráfico gallego, su inicio, el durante, sus protagonistas, las consecuencias y el final de los grandes y pequeños clanes, pero no del fenómeno como tal, como advierte entre sus hojas. Todo ello está descrito con la mayor cantidad de datos, fechas, nombres y testimonios de personas relacionadas con el tema, desde policías hasta arrepentidos, y con un humor ácido que explica el tema con el dinamismo necesario para que no sea demasiado pesado. Sin duda lo mejor es cómo consiguieron pillar a los cuatro grandes con las manos en la masa: a la mayoría en pijama.

“Fariña” es un libro vital para entender el narcotráfico gallego desde sus inicios, desde la mentalidad de la sociedad que lo vivía cada día y de sus consecuencias. También es necesario para recordar que, aunque la mayor parte de los nombres que aparecen en el libro están en la cárcel, muchos de ellos, los que no están, siguen con el negocio a escondidas.

“Mire señoría, yo no soy traficante, pero aunque lo fuera, yo no voy casa por casa vendiendo la droga” Laureano Oubiña

Share it!:

próximo Publicación

Dejar una contestacion

© 2018 La voz a ti cedida

Tema de Anders Norén