El lugar donde los libros enseñan las historias que llevan entre sus líneas

El proxeneta

Son muchas las mujeres que han entrado en el mundo de la prostitución por necesidad y acabaron atadas psicológicamente al club donde trabajaban cada día. Quizá demasiadas. Y esta es la primera vez que uno de los que tenían en sus manos el inicio de las cadenas cuenta cómo funciona su negocio, es la historia de Miguel “El Músico” en ‘El proxeneta’, escrito por Mabel Lozano.

Sinopsis

Mabel Lozano cuenta por primera vez la verdadera historia de lo que hay detrás de la prostitución de la mano de un testigo privilegiado, Miguel, apodado el Músico, un proxeneta que ha confesado con pelos y señales cómo ha evolucionado el negocio de la prostitución en España y todo el mundo, desde principios de los años noventa hasta hoy, con el lucro de la trata y secuestro de mujeres de deuda a las que su única salida era la prostitución. El Músico pasó de portero de un club a los diecisiete años, donde conoció a sus dos futuros socios ―un camarero y un macarra―, a ser un todopoderoso jefe de la mafia y dueño de doce de los macroburdeles más importantes de España. Nada más y nada menos que capo de una red organizada y sin escrúpulos con un único objetivo: exprimir crónicamente a mujeres de todo el mundo ―más de 1.700, incluido menores― para que se prostituyeran y les reportaran sumas insospechadas de beneficios. Sexo, corrupción, asesinatos, trata de seres humanos, lavado de dinero, secuestros, extorsiones. La historia real de hechos probados en sentencias firmes sobre los más importantes proxenetas de nuestro país. Un relato jamás contado, apasionante y único sobre el crimen organizado que mueve los hilos de la prostitución.

Opinión

Rojo, rosa, verde y azul celeste. Las luces de neón de los clubs llamados de alterne alcanzan cualquier carretera por la que pasamos cada día, pero siguen siendo invisibles a los ojos de la gente. Sólo la publicidad que aparece en la radio o las mujeres casi desnudas de los carteles reclaman la atención de los transeúntes, y se olvidan a los tres segundos sin pensar en lo que hay más allá de las puertas pesadas que encierran un mundo oscuro de sufrimiento, drogas, crímenes y corrupción.

Esta es la historia de una de las personas que se aprovecharon de la situación en la que vivían las mujeres para enriquecerse, que cuando las miraba veía mercancía en vez de seres humanos y que su conciencia estuvo tranquila durante 20 años que estuvo en lo más alto del negocio de la prostitución. O mejor dicho, de la trata de mujeres. ‘El proxeneta’ es el relato inédito de Miguel “El Músico”, el hombre que tuvo bajo su control a más de 1.700 mujeres, incluidas menores, y que regentaba los mejores clubs de toda España. Mabel Lozano, activista desde hace años por la lucha contra la trata con documentales como “Chicas nuevas 24 horas”, ha sido la encargada de recopilar sus entrevistas durante tres años en este libro tan duro y tan necesario hoy en día.

Su protagonista cuenta cómo funciona la trata desde su comienzo hasta su ingreso en la cárcel, sin escatimar en detalles y con un lenguaje que a más de uno le hará girar la cara y respirar un par de segundos para seguir adelante con la lectura. “El Músico” entró en el mundo del proxenetismo con 17 años cuando le hizo un favor a un amigo y fue portero de un club por una noche, la primera de muchas.

En los años 90, la prostitución funcionaba mediante “relaciones” entre las mujeres y sus chulos, se trataba de un engaño psicológico cercano con intervención directa del hombre. Más adelante, en el 97, el negocio dio un giro y se empezó a traficar con mujeres que venían desde Colombia, Venezuela y Paraguay engañadas desde su país de origen para trabajar en España y enviar dinero a sus familias.

El libro está dividido por distintos capítulos que explican los mecanismos del engaño que utilizaban (y utilizan) los proxenetas con las mujeres, mientras explica el paso de los años en su vida personal, sus compañeros de trabajo, su mujer, víctima de trata que trabajó para él antes de pagar su deuda, y hasta el cariño que sentía hacia su hermana. Hay pasajes que necesitan mucha atención por parte del lector por la cantidad de información que aporta para entender los engranajes de la trata, como el capítulo que especifica cómo personas externas les ayudaban para su beneficio. Médicos, abogados, testaferros y hasta banqueros corruptos movieron dinero negro y falsificaron documentos a favor de los clubs sabiendo lo que había dentro de ellos.

Son embaucadores profesionales y sabían conocer a las personas que tenían alrededor para conseguir su dinero. Y la violencia también era un arma a su favor, de ahí la frase que le decía su mentor cuando estaba en sus primeros años: “Niño, paso corto y mala leche”. Otro capítulo muy interesante es el análisis concienzudo del protagonista sobre los tipos de clientes. Es aquí cuando de verdad se ve el tiempo que han utilizado en aprovechar la psicología para su beneficio. Por supuesto y aunque no querían centrarse en casos aislados, algunas historias de mujeres que han marcado la vida de “El Músico” también se cuelan entre las páginas de este libro para ejemplificar algún dato, como la historia de Lucía o la de “la Patata”.

Resulta increíble leer ciertas partes del libro por su aspereza y su sinceridad. Incluso alguno tendrá dilemas éticos al ver un proxeneta retratado en un libro que habla de sus crímenes y a la vez es humanizado. Porque él confiesa todos sus pecados, les pone nombre y pide perdón por ellos, pero son demasiados años y demasiados nombres para dejar su relato a un lado. Un detalle sobre este libro es que Mabel Lozano ha dirigido el documental con el mismo nombre y lo ha presentado en la Seminci de Valladolid en la Sección Oficial para concienciar no sólo a los adultos, también a los más jóvenes que entran en los clubs sin más preocupación que el de pasar un buen rato viendo cuerpos desconocidos sin saber qué hay más allá de ellos.

“El proxeneta” es un libro imprescindible para conocer la realidad que se esconde tras los clubs que obviamos y que destrozan el alma de miles de mujeres cada año

Al convertirlas en un objeto, cosificándolas, las deshumanizas y así, además, la carga emocional, si es que en algún caso existe, no te hace daño. Simplemente es una propiedad, como la Coca-Cola que vendes, y hay que tratarla como tal

Share it!:

próximo Publicación

Atrás Publicación

Dejar una contestacion

© 2018 La voz a ti cedida

Tema de Anders Norén